JUBAEA CHILENSIS (Molina) Baillon

Inicio · Artículos · Flora · JUBAEA CHILENSIS (Molina) Baillon

JUBAEA CHILENSIS (Molina) Baillon

Palmar de Cocalán VI región
Paulina von Fürstenberg L
María Teresa Eyzaguirre Ph
Categoría: 

Subdivisión:       Angiospermas                                                           
Clase:               Liliopsida
Subclase:         Arecidae                                                                         
Orden:              Arecales
Familia:            Arecaceae o Palmae
Subfamilia:        Arecoideae
Tribu:                Cococeae
Subtribu:           Butiinae
Género:            Jubaea
Especie:           Jubaea chilensis.

 

CARACTERISTICAS MORFOLOGICAS DE LA FAMILIA ARECACEAE
Corresponden a plantas leñosas generalmente no ramificadas. Las raíces primarias desaparecen luego y son reemplazadas por raíces adventicias. Hojas pinnatisectas o palmatisectas, grandes, perennes, ensanchadas en la base, agrupadas en un rosetón terminal. Las flores son unisexuales o excepcionalmente hermafroditas, normalmente actinomorfas; perianto con 6 tépalos dispuestos en 2 verticilos; androceo con un número variable de estambres, frecuentemente 6; ovario súpero. Inflorescencias simples o ramificadas generalmente axilares, provista de una o varias espatas. El fruto es una baya o una drupa. Comprende unas 2.675 especies en su mayoría de zonas tropicales y templadas.

 

GÉNERO JUBAEA Kunth.
Se estableció en honor a Juba rey de Numidia, erudito en botánica de la época romana. Es un género monoespecífico cuya única especie, Jubaea chilensis es endémica de Chile. Está emparentado con Cocos nucifera, el cocotero
Nombre común: palma chilena, palma de miel, palma de coquitos, cancán, lilla, glilla.
Es de aspecto inconfundible por el grosor de su tronco grisáceo y liso que remata en una corona, relativamente pequeña en relación a su tronco y altura.

 

MORFOLOGÍA
El estípite o tronco es único, liso, muy grueso (0,8 a 1,1 m de diámetro), columniforme, de tono grisáceo. Corteza delgada, dura, cubierta de cicatrices foliares rómbicas formando una espiral alrededor del tronco. El número de estas cicatrices corresponden a las hojas que en número de 7 a 8 caen al año. Se podría saber la edad de una palma contando las cicatrices y dividiéndolas por 8. La base del tronco está ensanchada asomando, a veces, las innumerables raíces. La forma más común del tronco es ancho abajo y con un brusco estrechamiento a cierta altura, lo que corresponde a la época en que inició la floración, esto es más notorio en los ejemplares silvestres. Presenta gran resistencia al fuego debido a su corteza  compacta y a lo esponjoso del tronco, por eso se ven muchos ejemplares vivos con el tronco ennegrecido por el fuego.

Hojas
Son perennes, numerosas, agrupadas en el extremo superior del tronco, de 2-4 m de largo y 50 a 60 cm de ancho, de color amarillento cuando nuevas y posteriormente verde grisáceas,  compuestas pinadas. Folíolos alternos, 110-120 por lado, coriáceos, sésiles, plegados en forma de V invertida. Raquis triangular leñoso flexible, pecíolo corto con filamentos pilosos de color café, carente de espinas. Vaina ensanchada fibrosa.

Tronco explotado para producir miel

Hojas

Flores 
Comienza a florecer entre los 30 y los 60 años dependiendo de los factores ambientales. Desde ese momento en adelante, el tronco se comienza a adelgazar. Las inflorescencias son racemosas, axilares envueltas por 2 espatas, una membranosa y caduca y otra leñosa de1 m de largo llamada canoa. Especie monoica, tiene flores de ambos sexos en cada ejemplar. Flores masculinas de color rojizo; las femeninas son algo más grandes. Por cada flor femenina hay 30 masculinas. Cariotipo: n = 16. Florece entre junio y noviembre.
 

Fruto 
Es una drupa ovoide, cónica de 4 cm. de largo, amarilla con los tépalos persistentes de color café. Contiene una semilla esférica, lisa, con tres poros germinativos y suturas carpelares notorias llamada coquito. Es comestible. Se producen grandes y vistosos racimos de 900 frutos y cada palmera adulta es capaz de producir alrededor de 12 racimos. La maduración ocurre entre febrero y mayo.

 

DISTRIBUCION GEOGRÁFICA Y HÁBITAT
Junto a Juania australis que habita el archipiélago de Juan Fernández y a un género propio de Nueva Zelanda constituyen las palmeras más australes del mundo.
Charles Darwin en su Viaje de un Naturalista alrededor del Mundo (1832 – 1835) dice: “…En una propiedad cerca de Petorca se trató de contarlas, pero se renunció a ello luego de haber llegado a la cifra de muchos centenares de miles. Todos los años al principiar la primavera, en el mes de agosto, se cortan gran número de ellas…” Esto nos demuestra que fue una especie muy abundante en la zona central de Chile y que probablemente en el pasado, tuvo una distribución más amplia que la de hoy. La intensa explotación a que fue sometida para obtener miel de su savia, la ha llevado a la categoría de vulnerable.
Actualmente su distribución natural abarca desde la IV (30º lat.sur) hasta la VII Región (36º lat.sur)  en valles y laderas de la cordillera de la Costa. Prefiere lugares secos con precipitaciones entre 400 y 600 mm anuales y temperaturas medias de 14°C. Ha sido tradicionalmente cultivada por lo cual se pueden ver ejemplares hasta los 41° Sur, en Frutillar, X región. 
Grau (2000) plantea la hipótesis de que esta palma habitó en tiempos pasados la Isla de Pascua. Se han encontrado allí numerosos vestigios, como coquitos, madera carbonizada y moldes de troncos en lava volcánica. También se encontraron coquitos e improntas de hojas en las minas de carbón de la VIII Región.
Forma bosques llamados palmares o palmerías asociados a vegetación de tipo esclerófila como Quillaja saponaria, Cryptocarya alba y Lithraea caustica. En laderas de orientación norte crece junto a Puya y Echinopsis. En lugares más húmedos, tales como fondos de quebradas, se asocia con Aristotelia chilensis y Persea lingue.
 

Cuesta Las Palmas, Pedegua

Vía Las Palmas, Viña del Mar

 

Actualmente se encuentran palmerías en los siguientes lugares:
 

NOMBRE LUGAR N° EJEMPLARES
Limahuida y Tilama IV región 500
Pedegua V región 500
Vichiculén V región  
Ocoa V región 80.000
El Salto V región 1.500
Los Guindos Región Metropolitana 7.000
Cocalán VI región 35.000
San Miguel de las Palmas VI región  
La Candelaria VI región  
Botalcura VII región 32

                     

También, es posible encontrar ejemplares aislados en quebradas costeras de la zona central y en el cerro El Roble en Caleu, región Metropolitana. Se encuentra protegida en el Parque Nacional La Campana, sector Ocoa, V región y en la palmería de Cocalán, campo privado, donde están las mayores concentraciones.

Jubaea chilensis y cerro La Campana

Jubaea chilensis, Los Guindos

 

CULTIVO
Es de lento crecimiento. Ha sido cultivada como especie ornamental en plazas y casas de campo e incluso en Europa. También se han llevado ejemplares a Isla de Pascua. Tolera bajas temperaturas y necesita poco riego. La semilla es de muy lenta germinación. En forma natural puede demorase desde uno a seis años, por lo cual debe someterse a escarificación mecánica o química para acelerar el proceso. Funciona bien poniendo los coquitos en aserrín húmedo o turba. Posteriormente debe plantarse en bolsas angostas y profundas. Se logra un 75 % de germinación. A los cuatro o cinco años se forma la primera hoja compuesta. Es posible adquirir ejemplares en viveros.

 

Palmería Los Guindos

Palmar La Candelaria

 

USOS
El principal uso que se le ha dado a la Jubaea ha sido la elaboración de miel con su savia. Esta se obtiene por medio de incisiones en el tronco o cortando el árbol, con lo cual ha disminuido dramáticamente el número de ejemplares.
Las hojas se han usado para construir enramadas y techumbres. También los foliolos y sus fibras para tejer esteras, cortinas y canastos.  Especialmente en el palmar del Salto se las corta para la festividad católica del Domingo de Ramos. Las fibras de sus pinas se han usado como crin vegetal para rellenar colchones y en tapicería.
Los coquitos constituyeron un nutritivo alimento para los aborígenes desde antes de la llegada de los españoles y las drupas maduras servían de alimento a ganado autóctono como llamas y  alpacas. Actualmente la explotación de los coquitos se hace en forma masiva en las palmerías que no están protegidas por la ley dificultando su reproducción. En Cocalán hay autorización para comercializarlos. Se utilizan en pastelería.
El tronco puede haber sido usado  en Isla de Pascua como rodillo para el traslado de los inmensos moais, y la sobreexplotación para estos fines, además de otros usos, explicaría la desaparición ocurrida un siglo antes de la llegada de los descubridores. Las fibras del tronco se han usado para fabricar papel.

 

Palmar La Candelaria

Botalcura

BIBLIOGRAFIA
- Grau V., Juan. 2000. Palmeras. Ediciones Oikos Ltda.
- Montenegro, Gloria. 2000. Chile nuestra flora útil. Ediciones Universidad Católica de Chile.
- Muñoz Pizarro, Carlos. 1966. Sinopsis de la flora chilena. Ediciones Universidad de Chile.
- Muñoz, M y Moreira, A. 2000. Los Géneros Endémicos de Monocotiledóneas de Chile Continental.
- Riedemann, P y Aldunate, G.  2001.  Flora Nativa de valor ornamental. Zona centro. Editorial Andrés Bello
- Rodríguez, Matthei y Quezada.  1983  Flora arbórea de Chile.  Editorial de la Universidad de Concepción. Chile.

Contáctenos

Fundación R.A. Philippi de Estudios Naturales
Corte de Apelaciones 1051 depto 403, 
Vitacura, Región Metropolitana, Chile
Teléfono: +569 9 439 0015
Escríbanos

Última actividad